DEYI 德逸 trabaja con varios artesanos de Guizhou, una de las provincias más pobres de China. Esta región es conocida por ser la cuna de varias comunidades indígenas: Miao, Yao, Dong, Gejia... Estas personas tienen una cultura textil única y muy antigua: tejido plisado, teñido con índigo, estampado a la cera, telas con patrones tejidos a mano, bordados entre otros. Este patrimonio cultural único en el mundo está amenazado con desaparecer en un futuro próximo. Nuestra principal misión es colaborar con los artesanos locales para preservar su artesanía tradicional. 

 

Nuestro proyecto se construye en oposición al creciente fenómeno de apropiación cultural en la industria de la moda. Por un lado, utilizamos las prendas y técnicas tradicionales de las comunidades indígenas para nuestros diseños contemporáneos, y por otro lado, potenciamos a las comunidades locales, en particular a las mujeres artesanas, para que se conviertan en los principales actores de su desarrollo social y económico. Les ofrecemos un salario digno y aspiramos a construir una colaboración a largo plazo con ellos. 

 

La compra de ropa de DEYI 德逸 demuestra la voluntad de preservar el patrimonio cultural de la artesanía y contribuir al empoderamiento de las mujeres artesanas en la China rural.